#83 El fin del mundo tal y como lo conocemos y lo imprevisible con Marta García Aller

Para cerrar la temporada 21-22 hemos decidido asaltar los cielos y contamos con una invitada de excepción. Una de las mejores periodistas del panorama nacional, muy interesada por la tecnología y la influencia que ésta tiene en la sociedad. Se trata de Marta García Aller.

Marta García Aller
Marta García Aller (Crédito: The Objective)

Marta García Aller es licenciada en periodismo y humanidades, máster internacional en política europea. La podemos leer actualmente en El Confidencial, escuchar en Onda Cero en el programa de Carlos Alsina y ver con Antonio García Ferreras en Al Rojo Vivo, en la Sexta.

Ha escrito cuatro libros, dos de ellos (los más recientes) van a a ser el centro de nuestra conversación en este episodio:

Hoy aprovechamos para hablar con Marta García Aller de los cambios tan vertiginosos que estamos viviendo en nuestra sociedad, así como los dispositivos han transformado completamente nuestras vidas.

Hablamos de formación y de si el sistema educativo español está preparado para la transformación tecnológica. Es más, ¿estamos preparados nosotros?. También hablamos del cambio de paradigma que vivimos en nuestras carreras laborales con respecto a generaciones anteriores.

También hablaremos de comunicación, de qué le está pasando a la conversación, y de cómo las redes sociales nos estimulan a unos niveles insospechados incluso a la hora de tomar decisiones como a dónde vamos a ir de vacaciones.

De esto y de mucho más hablamos con Marta García Aller, a la cual podéis encontrar en:

Además, si estáis interesados en saber más sobre sus libros, seguro que os interesan estos vídeos.

Queremos agradecer a Marta que accediese a compartir con nosotros un trocito de su valiosísimo tiempo.

1 comentario en «#83 El fin del mundo tal y como lo conocemos y lo imprevisible con Marta García Aller»

  1. ¡Magnífico cierre de temporada!
    Enhorabuena y a ver si la próxima barbacoa en Málaga me puedo escapar a veros, que os apuntáis a un bombardeo. ¡avisad!

    Responder

Deja un comentario